4.23.2012

El día que la locomotora partió a la mitad a un ómnibus de la empresa Onda.

Existe muy poca información de esta tragedia, en ese tiempo el pueblo de Young estaba muy poco poblado lo que hace imposible ubicar a gente que haya vivido el accidente de cerca. Nadie tiene conocimiento, muchos se acuerdan del accidente pero no recuerdan número de victimas ni fechas. Lo poco que esta documentado no coincide ni en fechas ni en número de victimas, lo que voy a hacer es publicar esos documentos tal cual están y luego ustedes sacaran sus propias conclusiones.

Lo cierto es que en el cruce existente en calles Montevideo (Ruta Nº3 Gral. José Artigas) y vía férrea hace ya muchos años en 1956, una unidad de transporte de pasajeros de la empresa ONDA circulaba por dicha ruta rumbo a Salto (de Sur a Norte) y por razones que se desconocen el chofer no tuvo la precaución de estar por pasar la vía y de que podía venir la locomotora, transporte activo en aquel entonces. El cruce carecía de barreras o señales que indicaran la aproximación del tren, al parecer había poco transito en esa época y la locomotora se desplazaba a altas velocidades, fue un encontronazo que terminó en tragedia, las imágenes, si bien están estropeadas y no muy nítidas, parecen sacadas de una película.

Eduardo Fuigueira fue quien me cedió el siguiente documento, que a la vez se lo cedieron de esta página web. [Transporte Uruguayo]

El accidente tuvo lugar el día 21 de mayo de 1956, en la localidad de Young, desde Montevideo venia un tren de pasajeros remolcado por la imponente locomotora a vapor, Clase R Nº112, mientras que por otro lado viajaba rumbo a Salto el coche Nº225 de ONDA, un General Motors Co. PD 4104 (conocidos popularmente como Galpón o Súper Centellas) que había comprado ONDA en 1953. El coche de ONDA Nº225 se aproximaba por la Ruta 3 que es en Yung la avenida principal de la ciudad ya que la misma corta la planta urbana al medio, atravesando en un sector al paso a nivel que esta anterior a la estación del ferrocarril. Cuando el 225 estaba cerca, se percató que las barreras del paso a nivel estaban bajas, pero como era común en la ONDA de andar a las apuradas, el coche se tiró a cruzar con las barreras bajas de igual forma, no observando que a gran velocidad se aproximaba la locomotora Nº112 con el tren.
El choque fue brutal e inevitable al no poder frenar a tiempo la vaporera, golpeando al autobús en el centro y partiéndolo como cuchilla, arrojando cada extremo del vehiculo a un lado de la vida y matando a casi 30 personas, entre ellas a un medico que viajaba todos los días en dicho ómnibus y se sentaba a la cola, ese día, cedió su asiento a una mujer y se sentó luego en el medio, siendo una de las victimas de la locomotora. De haberse quedado en la cola del coche, no habría muerto. A la locomotora no le pasó nada, simplemente rompió su miriñaque y sufrió algunos rayones en el bastidor quebrando la manivela de la caja de humos simplemente, sin embargo el coche de ONDA Nº225 fue regresado a Montevideo sobre un camión y desguazado inmediatamente, ya que al ser de carrocería integral (Autoportante o Monobloque – Sin chasis) era imposible rearmarlo. El numero Nº225 en ONDA pasó varios años nulo, hasta que fue ocupado por un coche igual al destrozado en Yung, cuando ONDA adquirió en 1970 una partida de autobuses iguales, pero de segunda mano que habían pertenecido a la compañía americana Greyhound.
Por su parte, la locomotora Clase R Nº112 continuó su vida de servicios varios años mas; trabajó en los servicios de trenes pesados hasta la década de los años 60, para 1968 ya estaba abandonada en Paysandú. Fue finalmente retirada del inventario el día 14 de abril de 1969. Se la vio ya abandonada, ese mismo año en la remesa de Lorenzo Carnelli (Ex Bella Vista) en Montevideo. 
Al 31 de diciembre de 1977, la locomotora figuraba de todas formas, en la lista de "Parque Inactivo" por lo que se estima que se encontraba en buen estado, se cree que fue desguazada entre 1977 y 1979.
Adriana Silva y Fabián Iglesias – Archivo del Transporte Uruguayo.

Las imágenes de lo que sucedió son increíbles, de todas maneras no creo que hayan muerto 30 personas como dice ahí, otra fuente me asegura que sólo hubo dos o tres fallecidos, la historia del médico que se cambió de asiento aparece en todas las fuentes consultadas, y hay personas que no recuerdan la fecha pero sí esa historia del muchacho que se cambió de asiento, algunos dicen que fue al revés, que estaba en el centro del ómnibus y se cambió para atrás salvando su vida.

Pasemos a las pocas imágenes que hay documentadas: 


Esta foto me hace pensar la velocidad que tenía que traer la locomotora para arrastrar y dejar así al ómnibus. Vale aclarar que no había barreras que trancara el paso para indicar que venía la locomotora.



Foto de la locomotora luego del accidente, al parecer está intacta. 


Una persona me cedió un documento que guardaba desde la fecha del accidente, está muy estropeado obviamente, en él se puede leer una canción, aunque le faltan algunas partes, al final de la publicación hay algunas estrofas.





Los ómnibus de la empresa ONDA eran unidades traídas de los Estados Unidos, creados para las carreteras de alta velocidad, eran muy silenciosos y veloces, se caracterizaban también por ser largos. La línea salía desde Montevideo, atravesando el país hasta Salto.

Visto la magnitud de la tragedia ustedes no me creerían si les digo que no fue nada comparada con la tragedia de San Ramón, en julio de 1955, he aquí un completísimo informe de Luis Tappa.

Canción que estaba en el diario: 

1
La garra de una tragedia, 
acechando en el camino,
aliada con el destino, 
cae como una maldición;
atrapando fuertemente,
a los que un momento antes, 
no imaginan el instante,
de muerte y de confesión.

2
Pasa el crucero del Salto, 
y mientras el coche avanza, 
se habla se ríe y la confianza
asoma en gesto cordial; 
y otros quizás admirando,
las bellezas del camino, 
no previenen el destino
la encrucijada fatal.

(Faltan la 3, 4, 5 y 6)

7
De nuevo se hubo enlutado,
en mi país el ambiente,
por la tragedia doliente,
que los dejó acongojados,
y el alma le ha destrozado;
al que tenga sentimiento, 
yo que honda tristeza siento, 
con mis versos mal medidos, 
quiero aliviar los heridos,
y espantarles el sufrimiento.

8
Llegará como un calmante, 
hasta ellos mi canción,
para que olviden la impresión, 
de esa hora impresionante,
donde hasta el de más aguante, 
siente un inmenso temor, 
porque el perjuro dolor,
imprevisto y de repente,
se hizo entre ellos presente,
sembrando un gran sinsabor.

9
Con rumbo Salto marchaba,
un ómnibus ese día, 
y entre charla y alegría, 
la marcha se continuaba, 
y tal vez nadie pensaba,
que la impura parca impía,
en Young los acecharían,
y que con maldad en su pos,
partiendo el ómnibus en dos,
cuando iba pasando la vía.

10
Que cuadro más horroroso, 
dicen los que presenciaban, 
esos que los auxiliaron,
en el trance pavoroso,
todo se tornó angustioso;
en ese lindo lugar, 
y pueden imaginar, 
que escena conmovedora
sorpresiva y destructora,
que nadie podrá olvidar.
R.M
Lamentablemente sólo firma la canción con las iniciales "R.M."

Agradecer públicamente a Eduardo Figueira por los piques, a Hilda Nuñez por el valiosísimo documento y a vos por leerme y compartir. 

Está de más decir que si alguien tiene más información se ponga en contacto conmigo. Espero los comentarios, no olvides poner nombre.

También te puede interesar: El día que explotó la Caja Popular de Young
                                           Historia de la ciudad de Young