3.23.2014

Twitter es como un bar.

A twitter se le compara con un bar, pero, lo bueno de este bar, es que, si bien vos no sos el dueño, pero podes elegir con quien compartir cosas, o sea, podes elegir quien entra al bar y quien no. Otra cosa interesante, es que una de esas personas que dejaste entrar, te puede mostrar a otra, o mostrar una parte de otra persona haciendo un retweet, que es lo mismo que el "compartir" de facebook, quizás eso que te mostró, te gusta, o te resulta interesante y metes esa persona en tu bar, o sea, lo empezás a seguir.

En los bares si alguien se desubica entre todos lo echan, incluso si muchos lo denuncian a la vez lo pueden meter preso y no verlo por un buen tiempo, en twitter sucede lo mismo, si varios denuncian la cuenta, lo pueden bloquear por un buen tiempo.

En un bar, todos hablan a la vez, de temas diferentes, algunos hablan solos, otros consiguen a uno o varios compañeros para hablar, vos estas ahí, en la barra, si estas con ganas, escuchas, si no, simplemente los ignoras o los echas del bar, todo igual que en twitter.

A veces en los bares te encontrás con personajes, a veces grandes figuras, y se forma un vinculo directo porque el encuentro se da en un contexto simple, supongamos que estas tomando un café y escribiendo frases en un block de notas, y viene a tomar un café ponele alguien que edita libros, ve tu trabajo, te pide que le muestes más, le resulta interesante y te hace propuestas que te sirven para tu proyecto, en un bar pueden darse miles de situaciones de este tipo, en twitter también.

Como decíamos antes, vos elegís la gente que querés ver en ese bar, si elegís a muchos famosos, te vas a sentir solo porque ellos tienen sus sociabilidades, porque tienen otros intereses y generalmente no tenemos nada interesante para ofrecerles que realmente lo ayuden, nos van a dar poca bola, en cambio si elegimos seguir gente común, de tu zona, que tiene cosas en común, los temas van a ser más interesantes y si bien es un sitio para ir a despejarse un poco y divertirse, es probable que también te aporten cosas que te interesen, o quizás vos aportas cosas que a ellos le interese y empiecen a elegirte para que estés en el bar de ellos y empiecen a mostrarte más y más para que otra gente te agregue a sus bares.

A la persona que frecuenta los bares se le llama "Parroquiano" a la gente que frecuenta twitter se le llama "Twitero".

El parroquiano tiene un montón de códigos para saber estar en un bar, al twitero le pasa lo mismo, respeta ciertos códigos que una vez que tengas cuenta en twitter vas a saber de qué hablo, a esos códigos los aprendes con el famoso método "de boca en boca", como a los del bar.

En twitter como en un bar, puede pasar de todo.

Este blog es como también es como un bar, pero la diferencia es que es mi bar. Un blog es un poco más egoísta, pero al fin y al cabo entras si te gusta, si llegaste hasta acá supongo que te resultó interesante, tomate un par de copas y frecuentá más estos lados, parroquiano.

¿Cuántas veces dije "Bar" contando esta?