1.11.2011

Young, 2ª ciudad en la Incorporación del banco para el parto en vertical.

El texto y las imágenes que verán a continuación, fueron cedidas por Noelia Gómez Roa partera de profesión y forma parte del equipo de salud de la maternidad de la ciudad de Young, Río Negro Uruguay, luego de haberle hecho algunas preguntas al respecto.
El oficio de partera ha tenido gran trascendencia en la sociedad, pero la consideración recibida no ha sido siempre la misma, creo que es importante tener en cuenta la definición sobre las parteras según la OMS (Organización Mundial de la Salud): es el profesional idóneo para atender los partos normales.

La carrera prepara a quien decidió estudiar ésta profesión no solo para asistir el parto en sí sino para acompañar a la mujer en éste momento tan importante, emplear técnicas para aliviar el dolor, controlar los latidos del bebé , las contracciones, etc., pero además la partera controla el embarazo (solicita exámenes de sangre, orina, ecografías, etc.) e interviene en otros aspectos importantes como la realización de PAP, planificación familiar ( entrega de métodos anticonceptivos)y proporciona información sobre todo lo relacionado al embarazo, parto, puerperio, cuidados del recién nacido, lactancia, etc.

Actualmente hago guardias en el hospital de Young desde hace 1 año y medio, pero es importante para mí destacar los 2 años de pasantía en el hospital de Paysandú como última etapa de la carrera y la que nos otorga nuestra formación profesional. Concurro a policlínicas donde se realiza el control de las embarazadas y la realización de PAP. Centro de Salud y policlínicas Rurales (Greco, Algorta, Paso de la Cruz, Sauce, etc.).


Hoy estoy orgullosa de formar parte del equipo de salud de la maternidad, de mis colegas y de la profesión que elegí... profesión que como todas siempre requiere de capacitación día a día. Cada día nos preocupamos más por el bienestar de la madre y el bebé y tratamos de que cada madre sea la protagonista de su parto. Hoy sabemos que los avances médicos y la tecnología han cambiado muchos aspectos, los cuales nos han llevado a que el parto sea un acto más “medicalizado” o con más intervenciones lo cual no permite que se viva como algo fisiológico o "normal". Hoy la maternidad de Young apunta al "Parto Humanizado" es decir, que la mujer tiene el derecho a elegir libremente como desea tener su parto, en que posición, acompañadas por su pareja, etc y a que éste no sea tan “medicalizado” tratando de respetar los tiempos diferentes de cada mujer.Así, hemos ido incorporando nuevas técnicas para que la mujer se sienta más confortable en el período de trabajo de parto.

En épocas antiguas las mujeres solían tener sus partos en cuclillas y en su domicilio, lo que incluyó un aumento en la cifra de la mortalidad materna. Con el tiempo y en el siglo XX se consideró que el parto debía ser institucionalizado comprobándose así que hubo una disminución importante en la mortalidad materna. Este cambio de tener un parto en domicilio a hacerlo ahora en una institución trajo consigo cambios por ende en la posición natural del parto.


Las mujeres tenían sus partos en camillas y debo decir que en realidad fue por comodidad para el profesional que asistía el parto pero no para la madre.


Hoy en día buscamos devolverle a la madre su protagonismo y la posibilidad de ser ella quien elija como desea estar en ése momento.Comenzamos la búsqueda de éstas nuevas ideas… surgió así la posibilidad que nos permitió la institución de tener talleres de capacitación sobre la “verticalidad del parto” a cargo de la Partera Miriam Verges del departamento de Rocha con muchos años de experiencia en éste tema e incluso en asistir partos en domicilio. El primer paso fue incluir la “esferodinamía” es decir, el uso de pelotas como método de trabajo corporal que entrena la percepción y las posibilidades de movimiento del cuerpo utilizando dicha pelota como un elemento facilitador, teniendo múltiples beneficios, como adoptar posturas que modifican los diámetros de la pelvis favoreciendo el descenso y la rotación, lograr una relajación corporal ya que nos permite apoyo y sostén del cuerpo y permite adoptar posturas verticales durante el parto. El taller  también estuvo a cargo de Miriam Verges quien nos proporcionó información y nos mostró su modalidad de trabajo en Rocha con la esferodinamía y además nos mostró el banco donde realizaba sus partos.Unos meses más tarde llegaron a nuestro hospital las internas de Obstetricia quienes iniciaron el proyecto de la incorporación del banco para el parto en vertical. Así entonces se pusieron en comunicación con el hospital de Rocha consiguiendo de ésta manera las medidas del banco para hacerlo.
En Diciembre del 2010 Miriam Verges volvió a nuestra ciudad para capacitarnos mejor aún sobre la verticalidad en el parto y así comenzamos ésta experiencia. En el Uruguay somos el segundo Departamento en incorporar el uso del banco para los partos, sin dudas Rocha es el primero de donde obtuvimos nuestra capacitación de la mano de Miriam Verges.


Banco para parto en vertical
Después de nuestra capacitación y una vez convencidas de los beneficios de la “verticalidad” debíamos ahora proporcionarles información a las pacientes, nuestra forma de llegar fue invitarlas como se hace habitualmente a las charlas de preparación para el parto en donde era nuestra oportunidad de mostrarles y sugerirles ésta nueva posición. En las charlas se les informó sobre los beneficios de tener un parto en vertical, se les mostró videos, se les mostró el banco para familiarizarlas aún más. La elección de como querían tener su parto siguió siendo de las madres pero no dejamos de mencionarles los múltiples beneficios que les proporcionaba éste nuevo método, cómo favorece la dilatación del cuello del útero y permite un mejor posicionamiento de la cabeza del bebé, el período expulsivo es más corto y la madre sufre menos desgarros debido a la distensión progresiva del periné y es la posición en la cual la madre realiza mejor la fuerza. A la mayoría de las madres les entusiasmó el hecho de que los tiempos se acortaban. Y sin dejar de mencionar la gran participación de la pareja o quien acompañe en el parto a la mamá actuando como apoyo detrás de la madre teniendo una visual diferente a cuando se está en la camilla, puede abrazar a su hijo en el instante en que se lo pone en el vientre materno. Los resultados fueron buenos y fue muy aceptado por las madres, aquellas madres que habían tenido partos en la camilla dijeron darse cuenta de la diferencia y la ayuda que les proporcionó el estar en posición vertical, y claro teníamos la fuerza de gravedad a nuestro favor. Pero algunas también decidieron tener su parto una vez más en camilla, por miedo a lo desconocido tal vez. Por lo general aquellas madres primerizas son las que más están dispuestas a probarlo.

Es una nueva opción que la madre tiene el derecho de conocer pero, no quiero dejar de destacar que siguen siendo ellas quienes deciden como tener su parto.

Es una nueva experiencia para nosotras también es un cambio sobre lo que se ha realizado durante años, algo desconocido como para ellas, costó pero se logró, nos capacitamos y queda mucho por recorrer aún. Espero les guste.
“El nacimiento es un acto sagrado, una representación en la Tierra de la creación de la Vida. Dar a luz es un acto sublime de amor, lleno de afecto y entrega. Toda madre, todo bebé, tiene Derecho a vivirlo en toda su intensidad, con toda su carga emocional. Respetando el nacimiento, Respetamos al Ser Humano, respetamos la Vida y sembramos semillas para un mundo mejor.” 
Enrique Blay