8.10.2010

El Hospital de Young me tiene podrido

Nuestra habitual sección dedicada a desestimar a la gente que hace las cosas mal.

Todo comenzó con un simple resfrío, luego se le empezó a cerrar el pecho y minutos después llegaba desvanecida al hospital, había hecho un broncoespasmo. Romina, acaso cansada de todo lo que estamos pasando, debilitada y con defensas bajas, tuvo un fuerte episodio de broncoespasmo, no alcanzó a quedar inconsciente pero si se debilitó al punto de que la tuvimos que llevar en brazos hasta el auto que la llevó hasta el sitio que muchos llaman hospital de Young, aquí la atendió un supuesto médico el cual inmediatamente ordenó una (1) nebulización con Berotec® (broncodilatador) las cuales aliviaron notoriamente la asfixia, ella luego le contó que por la noche, para aliviar un poco la desesperación de no poder respirar, se había dado un par de disparos con la famosa bombita para asmáticos a base de Salbutamol es aquí cuando el supuesto médico sorprendido le pregunta -¿te dio resultado?- Romina le dijo que en parte si, entonces, sin mediar palabras el supuesto doctor le dijo que entonces se siga dando disparos con… con... ¿cómo me dijiste? -Salbutamol -ahha con eso. (se necesitan años de estudios para lograr semejante tratamiento).

Ella, como era de esperar, comenzó nuevamente con los broncoespasmos y fuimos a la farmacia a buscar Berotec® con lo cual comenzó a hacerse nebulizaciones y la alivió lo suficiente como para cruzarse nuevamente hasta el supuesto hospital, ni le escucharon los pulmones, ni nos explicaron con que dosis de Berotec® tenía que hacerse las nebulizaciones ni nada… -No hay cura para estos virus… esperen dos o tres días y el virus se va… a no ser que comiences a echar flema amarilla o verde que eso delata de que se trata de una bacteria, con algunos días de antibiótico lo solucionamos… valla tranquila…- nos dijo el médico. Ya en casa improvisamos un tratamiento gracias al navegador WAP de baja tecnología de mi ya anticuado celular que de casualidad me permite entrar a Wikipedia. Ya cansado de los errores cometidos por los algunos supuestos profesionales de nuestro vago hospital de Young (sin generalizar) que no quiero comenzar a enumerar por miedo al costo de la hora del Cyber y que si mal no recuerdo tiene algún que otro juicio acumulado, decidimos trasladarnos al nosocomio del departamento de Paysandú.

Aquí una verdadera médico, escuchó los pulmones de Romina y sorprendida por lo que oía llamó a un colega para que sea testigo y confirme aquello que estaba oyendo, recetándole instantáneamente unas gotitas de Berotec® con tratamiento de 15 gotitas en cada nebulización con un intermedio de 4 horas entre cada una.

Comparación: Romina llega en sillas de ruedas desvanecida al supuesto hospital de Young, estos le hacen una nebulización sola y la mandan para la casa, basándose en que los bombazos con Salbutamol le habían dado resultado… que lo siga haciendo de esa manera que estaba bien, horas después vuelve desesperada y le dicen lo mismo.

Romina llega al hospital de Paysandú, sonriente, caminando, con un leve silbido en el pecho la doctor se alarma por lo que oye y diagnostica bronco espasmo severo, con un tratamiento de 15 gotas por nebulización cada 4 horas.

¿Alguien más a tenido problemas o a oído de alguien que haya tenido problemas con el premiado Hospital de Young?