11.15.2009

Cuidados básicos del tatuaje.

El tatuador toma todas las precauciones higiénicas necesarias para evitar todo tipo de infecciones, punteras y grips esterilizados, agujas descartables etc. pero si no te lo cuidas el riesgo siempre está, por este motivo tienes que cuidártelo por lo menos hasta que cure.
Los pigmentos vegetales evitan el sangrado, pero pasada unas horas puede que sangre un poco y es importante no dejar que esa sangre se seque para que no forme cáscara, para esto, una vez que el tatuaje se termina, el tatuador coloca bastante vaselina la cual el cliente debe dejarla unas 4hs. aproximadamente para que ésta mantenga húmeda la zona y evíte que la sangre se seque, creo que éste es el paso más importante y que si no se respeta, el tatuaje hará cáscara y al salirse llevará con ella parte del pigmento perdiendo color. El tatuaje en sí, no es más que una herida y debe tratarse como tal, con una crema curativa que acelere el cicatrizado o cualquier crema recomendada para lastimaduras.
Pasadas las 4 horas, se quita el vendaje y se lava con jabón neutro, se enjuaga y se deja secar la zona, evitando utilizar toallas o utilizar toallas descartables, luego se coloca la crema cicatrizante, o cualquier crema recomendada, en caso de no tener, mantener la zona húmeda con una capa muy fina de vaselina. Al bañarse, evitar pasarse por la zona el jabón de tocador (con perfume) y utilizar hasta que cure el jabón neutro. Utilizar protector solar en la zona incluso meses después de curado.